Apple podría sufrir otra caída en su segundo mayor sector de negocio

Apple podría sufrir otra caída en su segundo mayor sector de negocio


Los ingresos de Apple disminuyen

La poca demanda de móviles iPhone durante 2018 puede considerarse uno de los mayores desastres para Apple de los últimos años. A pesar de ello la marca de la manzana confía en su División de Servicios, que Apple espera que vuelva a crecer. El sector de negocio de la División de Servicios de Apple comprende los productos Apple Care, Apple Pay, Apple Store, iTunes, Apple Music y algún otro. Actualmente los Servicios son el segundo mayor generador de ingresos para Apple y se cree que representa el activo más rentable de la empresa.

Tras hacerse patente el descenso en ventas de los nuevos modelos de iPhone, la marca de la manzana se planteó el objetivo de llegar a los 50.000 millones de dólares de ingresos en la División de Servicios para 2020, un importante incremento desde los 30.000 millones de dólares en 2017. A lo largo del tercer trimestre de 2018 ─de julio a septiembre de 2018─, los ingresos por Servicios alcanzaron los 10.000 millones de dólares trimestrales. Mientras que Apple está convencida de que está en el camino de alcanzar su objetivo, un analista de la cadena de noticias financieras CNBC cree que su División de Servicios será la próxima en caer. A dicho analista, Tony Sacconaghi de AB Bernstein, le preocupa que las empresas que venden suscripciones a través del App Store estén empezando a rebelarse una vez más frente a lo que se ha venido en llamar «impuesto Apple» (Apple Tax).

Los nuevos iPhone de Apple no se venden bien

Apple les cobra a empresas, como el proveedor de vídeo online Netflix o el proveedor de música online Spotify, una tasa de entre el 15 y el 30% de la cuota mensual de suscripción abonada por usuarios del App Store. De lo que pagan los suscriptores Apple se lleva actualmente el 30% durante el primer año y el 15% los años siguientes. Ya cansados de pagar este impuesto, desarrolladores de contenidos como Netflix y Spotify están dejando de aceptar nuevas suscripciones a través de sus aplicaciones para iOS. El mes pasado Netflix anunciaba que no aceptaría nuevos suscriptores ─ni antiguos suscriptores que quisieran volver a darse de alta─ a través del ecosistema Apple. De momento los actuales suscriptores podrán continuar abonando su cuota mensual a través de la aplicación de Apple, pero los nuevos usuarios o los que vuelvan tendrán que hacerlo a través del sitio web de Netflix.

Según Luca Maestri, director financiero de Apple, Netflix es el principal proveedor de contenidos del App Store, pero a pesar de ello únicamente supuso el 3% de los ingresos totales de la División de Servicios el año pasado. En otras palabras, a la marca de la manzana no le preocupan los desarrolladores de aplicaciones que se oponen al «impuesto Apple». Incluso aunque a Apple no le importe, el mencionado analista cree que esta política puede que pronto se gane más desarrolladores de aplicaciones en su contra. No obstante, su mayor inquietud es un caso que actualmente está en manos del Tribunal Supremo de EE.UU. Si el Tribunal dictamina que el «impuesto Apple» constituye un monopolio que cobra en exceso a los desarrolladores, los ingresos de la División de Servicios de Apple pueden verse seriamente dañados. De todas formas, el fallo del Tribunal no se espera que sea pronto, dado que todavía tiene que decidir si los demandantes tienen derecho a demandar. Se trata de una buena oportunidad para que Apple saque lo mejor de sus ingresos en Servicios, al mismo tiempo que inicia una reforma completa de su división de móviles, tras el completo desastre de la línea iPhone en 2018.

Fuente: LANCASTER, Marco. Apple could see another drop on its second largest business. Gizchina. 18 de enero de 2019.

Hay 1 comentario

Add yours