Bueno, bonito y barato: este será el año para la gama baja

Bueno, bonito y barato: este será el año para la gama baja


Ya lo hemos comentado alguna vez que otra en El Blog de Technospain: la alta gama está perdiendo atractivo en favor de otras líneas más baratas. Las gamas medias y bajas cada tienen mejores productos, por lo que se puede obtener un movil decente a cualquier precio. Si el año pasado la gama media dio un importante salto de calidad, es muy probable que este año ocurra lo mismo con la baja.

Y es que ya no necesitamos gastarnos más de 100 euros para tener, por ejemplo, un dispositivo con una cámara de 13 megapíxeles, un procesador capaz de mover cualquier juego y baterías que igualan o superar la de muchos gama alta.

Por ejemplo, el Xiaomi Redmi 3 tiene más batería que el el Galaxy S6, el Xperia Z5 o el LG G4, y el HTC One A9 tiene el mismo procesador que el Lenovo Lemon 3. Y no hablamos de cómo las pantallas Full HD, el acabado metálico o añadidos como los lectores de huella, han dejado de ser exclusivos de los móviles caros.

Esto podría ocurrir por dos razones. La primera de todas es que la tecnología que se conoce va abaratándose y, al reducirse el costo de producción, es más sencillo distribuirla a todo el mundo. Es normal que, cuando al principio una funcionalidad o componente es nuevo, sea más costoso de producir, pero cuando ya se va dominando los procesos de fabricación, se realizan con menos esfuerzo y dinero, y así se pueden fabricar productos más baratos con ellos.

La segunda es que los móviles, con el paso del tiempo, han ido decayendo en popularidad. Si, todos tenemos ya uno, pero es precisamente por eso por lo que la gente no está tan pendiente de ellos. La tecnología ha alcanzando un grado de madurez tal que ya no tiene sentido gastar tanto dinero en uno. Si ya se puede realizar las mismas cosas con un móvil barato ¿para qué me voy a comprar uno de alta gama? Por tanto, luchar por especificaciones o calidad de materiales ya no tiene sentido, y si las compañías quieren darle un valor diferenciador a sus buques insígnia, deberían añadir características innovadoras.

Por supuesto, con este escenario, los aficionados al mundillo nos hacemos la siguiente pregunta: ¿a donde se trasladará la batalla tecnológica? Pues probablemente lo haga a los wearables, allí todavía los precios está prohibitivos, por lo que hay margen todavía para una guerra por ofrecer los mejores componentes/materiales.

Por otro lado, es un gran momento para renovar nuestros smartphones. Una consecuencia de esta situación es, precisamente, que podemos obtener una terminal con mejores características por un precio incluso menor al que tenía nuestro móvil al momento de comprarlo, así que no deberíamos dejar pasar esta oportunidad.

Hay 1 comentario

Add yours