Nuestra historia, luchando con los chinos en España (19ª parte)

Nuestra historia, luchando con los chinos en España (19ª parte)


Una nueva entrega diaria de nuestra historia, la historia desde dentro de un ecommerce pequeño, con sus errores y aciertos, con la ilusión, con la decepción, con sus beneficios y sus riesgos, un poco de todo.

Por cierto, hoy nos hemos levantado tras el paso de una gota fría increíble en la Región de Murcia, algo nunca visto, os aseguro que la noche ha sido espectacular y terrible al mismo tiempo, hacía años que no veía algo igual, mucho ánimo a todos los que estén afectados.

Sobre nuestra historia, tenemos recopiladas las entregas anteriores por si te interesa ponerte al día.

Los famosos “Warehouse España” de aquella época.

La idea es una genialidad China, que conste que no tengo nada contra los chinos, o sus productos y empresas, no soy un hipócrita, yo soy el primero que durante años ha importado sus mercancías, lo que siempre he criticado es la pasividad de la administración al respecto.

Los chinos aprovechan cualquier resquicio que se les deje, son maestros es eso, les encanta moverse en los espacios grises que dejamos en la legislación española y europea.

Las webs chinas, viendo el éxito de las conjuntas y el flujo de compras que les llegaban desde España nos atacaron con toda la artillería, lo hacían de dos formas:

  1. Creando una página web enteramente en español, con un dominio .es y contratando incluso personal español como apoyo.
  2. Añadiendo un subdominio  a su página principal y con una re-dirección a ese subdominio  detectando la procedencia del visitante.

Esto hacía que fuera muy difícil detectar si la web era de una empresa china o española y multitud de clientes compraban en ellas (miles).

Para colmo, el envío se hacía desde España. Era perfecto.

Un cliente miraba por internet un producto, le saltaban varias páginas tras la búsqueda, entre ellas dos o tres con precios de derribo, accedes a una de ellas, las ves en perfecto castellano, ves que recibes en 2 o 3 días y al mejor precio de todas las búsquedas.

¿Qué haces? Pues comprar, está claro.

¿El problema? Que no estas comprando en España, estas comprando a china, ahora todo el mundo se fija en esos detalles pero, os recuerdo que en los comienzos de las compras online había más gente novel y caían en este tipo de argucia, mucha gente se iniciaba en aquellos años en sus primeras compras online.

Por supuesto, si compras en china, no tienes derecho a una factura para desgravártela si la compra es a nombre de un autónomo o empresa, no tienes garantía de dos años, las tiendas decían que sí, pero no puedes reclamar a ningún organismo español ya que no has comprado en España, por lo tanto dependes del vendedor y su honradez, si pasados 23 meses se te rompe tu artículo te aseguro que los chinos no suelen dar la cara, no porque sean poco honrados, es que no es su forma de trabajar, no lo entienden, 2 años de garantía ¿Estamos locos o qué? “ironic mode”

Nosotros empezamos a recibir bastantes llamadas a nuestra tienda precisamente por esto, clientes que habían comprado en esas webs, de repente tenían un problema y al contactar con la web les decían que tenían que enviar el articulo a china (has comprado a china amigo) entonces decidían pedirnos presupuesto de reparación para evitarse perder su artículo.

Para los chinos era genial, te han vendido y no tienen que responsabilizarse de nada.

Falta hablar de un detalle ¿Sabéis porque las compras en china son tan baratas comparadas con España? Por el IVA, ese impuesto que todos odian.

Todos los productos que se venden en España soportan el impuesto del IVA, en uno de sus tramos, en el caso de la electrónica es del 21%, muchas, muchísimas veces, nos han contactado clientes por el chat diciendo:

Os pasáis un rato largo con el precio, en la tienda X lo tienen un 20% más barato”.

Claro, es  normal, son chinos y no aplican el IVA.

Si aplican el IVA, dicen que me lo envían desde España y si lo envían desde España debe tener el IVA aplicado”

Claro, eso es lo que debería ser, así es como vendemos las tiendas españolas, compramos a china, importamos los productos, llegan  a las aduanas españolas, nos piden la documentación de la mercancía para realizar un DUA y se abona el 21% de valor de la mercancía + envío (si del envío también) y ojo, no son tontos, no puedes decir que has comprado 25 tablets a 10 usd cada una, si haces eso y te pillan te cae una buena.

A esta liquidación se deben añadir aranceles si procede (hay muchos tipos).

Como veis las tiendas españolas estamos cogidas de una cierta zona sensible. Ese dinero que pagas lo debes repercutir en el producto, ya que no es para ti, es para el estado y las tiendas trabajamos como recaudadoras de impuestos.

Por curiosidad ¿Sabéis el margen de beneficio bruto en una venta de un teléfono? Entre un 8-12% como máximo y dependiendo del modelo ¿Sabéis que en proporción se gana más en una funda que en un teléfono? Hacienda gana un 21% de todo, la banca siempre gana…

Pues los chinos enviaban desde España y un 20% más barato, seguramente productos introducidos en contenedores marítimos desde puertos enormes tipo Rotterdam y después traídos a España por tierra. ¿Qué puedes hacer contra eso? Nada, podemos quejarnos, patalear, tirarnos de los pelos pero no puedes hacer nada más, esto ha pasado en todos los sectores, zapatos, ropa, herramientas, pero hay algo distinto, ya que no es que nos copien y vendan más barato, en este caso en particular el producto es el mismo, tan solo nosotros cumplimos por obligación una legislación fiscal restrictiva y ellos no.

Lo recuerdo por si no lo sabéis, el IVA paga colegios, hospitales, becas, carreteras (y sueldos de políticos…)

En la próxima entrega hablaré de este tema mucho mas.

Bueno, aquí osdejo una propuesta muy interesante a un precio inferior que el que ofrece un gigante al que todo conocéis:

Salu2
Carlos Perera

boletines@technospain.es
www.technospain.es

y

Hay 1 comentario

Add yours