Nuestra historia, vender por vender mal negocio (17ª parte)

Nuestra historia, vender por vender mal negocio (17ª parte)


Hola, hoy tampoco os libráis de mi, esto va camino de ser la historia del día a día, supongo que cuando me quede sin palabras tendré que escribir una novela de fantasía, ya lo veré.

Como siempre, para los mas rezagados aquí tenéis las entregas anteriores

A la historia.

Como os dije, las conjuntas eran cada vez mas complicadas y sobre todo mas tóxicas, supongo que su enorme éxito atrajo gente de lo mas variopinto, es decir, auténticos energúmenos, las últimas conjuntas que estuve siguiendo parecían mas un hilo de forocoches que una conjunta de gente civilizada.

Era el momento de dejarlo, esta si fue una decisión de lo mas acertado, en las conjuntas movíamos mucho volumen pero con un beneficio muy bajo, esto para un distribuidor B2B que solo vende a empresas es ideal pero en la venta B2C era una ruina, siempre en la venta directa a consumidor tienes mas gastos, esto es real.

¿Queréis montar un ecommerce y vender camisetas o pienso para iguanas o lo que os ocurra vender? Apuntar.

Espacio de almacén para productos, espacio para embalajes, espacio para preparar paquetes (mesas altas de trabajo), espacio para personal con PC’s.

Un chat en vivo o teléfono o email o whatsapp (o todos) esto hace necesario un mínimo de una persona para todos esos canales y dependiendo del volumen de ventas y llamadas tendrás que contratar alguna mas, si además es un producto que se vende en facebook o Instagram necesitas alguien que sepa moverse en las redes (no, el sobrino de tu cuñado no suele ser un experto).

Prepárate para las devoluciones, hay que recepcionar los paquetes revisar los productos y si son recuperables hacer anuncios con descuento «reacondicionados» para venderlo de nuevo y palmar menos dinero.

Según que tipo de producto hay tasas de devolución del 30-40% (moda y complementos).

Lo de las devoluciones esta muy bien y protege al consumidor pero, siempre me he preguntado una cosa.

Como se explica que algunos clientes reciben un artículo, ese mismo día deciden devolverlo y cuando lo recibimos al cabo de 24-48 horas, nos llega todo hecho una amasijo de cables, con todos los accesorios usados y los plásticos quitados y no me refiero al plástico de una pantalla, me refiero al plástico de un cargador o a recibir los auriculares usados (algunos con regalo de cera incluido, gracias por la ofrenda).

¿ansiedad?¿mala leche?

Estos gastos hay que contabilizarlos y meterlos en tu precio final junto al resto de gastos corrientes o fijos, si no lo haces y vives de ajustarte a beneficios mínimos como los de las conjuntas al final lo pagas, os lo aseguro, se de lo que hablo.

Por ese motivo dejamos de ofertar a la baja, pero nunca dejé de visitar las conjuntas como espectador ya que de allí sacaba un dato de mucho valor para mi negocio.

Os lo cuento mañana.

Ya estamos a mediados de septiembre y hay que vender para pagar todos los gastos que acabo de contaros, si necesitáis algún producto tecnológico puede que lo tengamos en nuestra tienda online, sólo tenemos 7 años de experiencia.

Salu2
Carlos Perera


Hay 1 comentario

Add yours